domingo, 9 de diciembre de 2012

Fotografias Post Mortem de la era victoriana

La fotografía de muertos era una práctica muy habitual en el siglo XIX, la cual se basaba en vestir al cadáver  con sus mejores vestimentas e inmortalizarlo en un último retrato grupal o individual con amigos o familiares. Esta tendencia nació en Francia y se extendió rápidamente a otros países . Hoy en día esto puede ser visto como algo macabro , pero de aquellas la muerte no se veía como algo tan tenebroso , sino que se veía con un aire mas sentimental , y llegando algunos a verla como un privilegio ( típico del romanticismo). Se piensa que esta ''moda'' fuè rápidamente aceptada y famosa porque se desarrollo en una época en la que no era fácil el acceso a la fotografía como hoy en día, por lo cual, muchas veces la gente moría sin tener un solo retrato, de ahí que las familias quisieran fotografiar ''post-mortem'' a sus familiares , para que se supiera que esa persona perteneció a cierta familia. 
Antes que nada, tengo que destacar que para las familias victorianas la la muerte era parte de la vida diaria y era muy fácil de aceptar; la tasa de mortalidad de esa época era casi igual a la de nacimientos. La mayoría de las muertes eran de niños a causa de la viruela y de la fiebre amarilla, y de mujeres en el parto. Muchos niños no llegaban a cumplir su primer año.




La fotografía de niños ''post mortem'' era conocida como ''angelitos'' de aquellas la mortalidad infantil era muy alta, las familias solían tener entre 8 y 10 hijos y la media de fallecimiento era la mitad. Las fotografías de niños post mortem junto a sus padres y sus hermanos era muy aceptada y comprensiva. Se solía pensar que los niños que morían libres de pecados por haber sido bautizados iban directamente al cielo para ser angelitos, sin embargo, los que no habían podido llegar a bautizarse eran enterrados con los ojos abiertos para que pudiesen ver la gloria de Dios.





Este tipo de fotografías en sus inicios , retrataban a los difuntos como si estuvieran durmiendo , lo que les daba un tono de naturalidad y representaba al sueño eterno; pero también fué muy común hacer que los muertos aparecieran en las fotografías simulando realizar algún acto cotidiano, para ello solian abrirles los ojos con utensilios como cucharillas para resituar el ojo en la cuenca.

Al fotógrafo se le solia dar total libertad para vestir, maquillar ,decorar al retratado y colocarlo como él gustara . Muchos de los fotógrafos de aquella época llagaron a ser unos grandes maquiladores llegando a obtener unos resultados muy buenos en muchos casos y patéticos en algunos otros. Una de las técnicas utilizadas en cuestión de maquillaje fué la de pintar los ojos en los parpados , otra técnica era la de sujetarlo con alambres; los alambres también eran utilizados para poder mantener erguidos a los difuntos mientras se tomaba la fotografía.

También era muy típico los retratos de padres con sus bebés fallecidos , haciendo como si estuvieran arropándolos , estas clases de imágenes suelen parecer muy naturales , pero se puede llegar a observar el dolor de los progenitores ,incluso de hermanos.



El negocio de la fotografía post morten comenzó a ser a domicilio, cuando el número de clientes incrementó y no era muy agradable tener que transportar a los fallecidos hasta el estudio de fotografía; como queda reflejado en esta foto del periódico español ''El Nacional'' de 1861 


Los fotógrafos destacaban por sus diferentes tecnicas para mantener erguidos a los fallecidos, la forma de maquillar,los ornamentos... en fin. 
Por muy macabro que nos parezca,hemos de admitir que el objetivo de ser recordados se ha cumplido, algunas fotos incluso llegando a ser famosas.

Video de mas fotografias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada